Si usted no visualiza bien este mail, haga click aquí

  







 

整体の心を想起

Recordando el corazón del Seitai

En el ser humano coexiste el defecto con la virtud y ambos aspectos del individuo no dejan de ser una sola y misma cosa. Ser paciente o pausado (es decir, tener el Ki largo), todo es uno. Y también viene a ser lo mismo vivir en las nubes o ser lento por no poder seguir el ritmo de los acontecimientos. De racional a codicioso, ¿qué distancia hay? Según las circunstancias, un determinado aspecto de la conducta puede convertirse en defecto o virtud. Por naturaleza los hombres no son ni buenos ni malos, ni tampoco listos ni tontos: no poseen defectos ni virtudes, sino simplemente unas cualidades que, a tenor de las circunstancias, se convierten en virtudes o defectos.        

野口晴哉大先生

HARUCHIKA NOGUCHI DAISENSEI